MICROBRIGADAS

Microbrigadas.

 

Para algunos de nosotros, fotógrafos de prensa,  lo importante era lograr la mejor  foto, entre todos los que cubríamos el evento.

    El 19 de Marzo de 1962, empezaron los problemas. Como siempre todos nos parábamos en una esquina y cuando Fidel llegaba corríamos hacia el, tomábamos algunas fotos y  después todos se echaban en el piso o iban hacia la esquina. Nosotros    como el periódico cerraba temprano, no podíamos esperar mucho y nos lanzábamos a lo que sea.

 Esa noche, en principio, no pudo ser. Cuando entró Fidel y fuimos a correr se aparecieron unas personas , que deben ser de la seguridad y no nos dejaron pasar. Cuando  protestamos ,   dijeron que ellos decidían cuando    podíamos pasar uno a uno. Dijimos que no y   la cosa se empezó a calentar, ya les  estábamos ofreciendo la cámara  para que, ellos, tomaran la foto. Fidel miró para el grupo y les hizo seña para que pasáramos.  Ahí me di cuenta que era el principio del fin.   A partir de ese dia, no lo pudimos hacer más .  La buena foto de prensa se había acabado en Cuba, para la mayoría de los fotógrafos.  Entonces me incline  a los reportajes y a  las guerras cuando existía  alguna: Alzados en  Imias, en Baracoa, Playa Giron, Lucha contra Bandidos. Etc- Siempre  cubrí cosas de Fidel. Pero, en viajes al interior,  donde normalmente estaba solo y podía trabajar con comodidad.

 Así lo hice cuando el viaje de Sartre a Cuba y y cuando cortó caña en el Central Senado en Camaguey. Tambien en  la Crisis de Octubre, cuando Franqui me envio a la casa de Anastan Mikoyan .

  Cada cual trabaja a su manera, pero si se quiere hacer un buen trabajo y sobre todo el nuestro, que  ya se estaba convirtiendo en una cosa publicitaria, habra que contar con todos.    siempre me ha sonado en el oído que el mejor trabajo colectivo se consigue del trabajo individual.

 Al final , en el 1er congreso del Partido se plantea hacer un Bom de fotógrafos  y crean la colectividad, no lo colectivo.

En esa época era Jefe de información de la Revista Cuba y también controlaba a los fotógrafos pues el Jefe del departamento estaba enfermo. Me llaman una mañana y me preguntan cuantos fotógrafos les podríamos dar para hacer un Bom. Y digo yo que, es eso. Bueno vamos a colocar fotógrafos en distintos puntos, para que de ahí no se muevan , nosotros les llevamos y recogemos los rollos y los revelamos. Después escogemos las fotos y las enviamos a los periódicos. Les pregunto: ¿ y el color  . ¡Tambien. Me contestaron.  Lo único que les dije, en  las fotos van a parecer las personas como estatuas , casi todas iguales pero además ,que  fotografos   van a estar en  los apartes que se hacen entre sesión y sesión que es lo que le da humanidad a estos actos tan rígidos. y por ultimo quiero ver donde se va a guardar todo. 5 años después trate de buscar una buena foto en colores para la Revista y nunca la encontré.

Nosotros  le íbamos a dedicar un  suplemento de la revista con varias pag. y sabiendo las fotos que me iban a mandar, les dije a los fotógrafos: “ ellos retratan el congreso del Partido, entonces nosotros retratamos el congreso del pueblo  , Tres fotógrafos cubrieron el acto Central en la Plaza de la Revolucion y como era una concentración no se necesita credenciales para estar entre el publico. Tomaron fotos en la calle , en   los balcones adornados con las  banderas, y, lo mas importante,  el pueblo dirigiéndose a la Plaza

Asií pudimos Minerva Salado , Jefa de Redaccion y yo, con las fotos oficiales que nos enviaron  y   las que hicimos  nosotros  , hacer  un suplemento de varias paginas.

 Al lado de las rígidas fotos  oficiales del congreso  se podía admirar la alegría y  el entusiasmo del pueblo, en las calles y La Plaza gracias a que salimos a la calle como al principio de la Revolución.

Tratándonos de hacer  , algo util , en un momento dado, hasta fuimos a ver a Juan Bisonte, nombre muy castellano de Soan Bin song, funcionario de la embajada de Viet Nam en Cuba para cubrir los bombardeos a que estaba siendo sometido su pueblo. Nos atendió muy bien pero al final , le alegro la visita pero nos dijo que era la parte cubana quien podría resolver eso  y ahí quedo todo.

  Por fin apareció algo que estaba seguro que iba afuncionar.

La Revista , primero fue INRA, la dirigía Nuñez Jimenez. Despues fue Cuba, con Lisandro Otero de Director  y la pasaron al DOR, aquí lo perdimos todo. Con la idea de la centralización todos los vehículos pequeños más un camión se lo llevaron y a partir de ahí teníamos que pedir a ellos nuestras necesidades, con sus altas y bajas las cosas funcionaron pero después, creo que al irse Lisandro para Cultura, nos pasaron a Prensa Latina. Se pueden  escribir tres libros de desgracia desde que llegaron hasta que desapareo la Revista Cuba . Hasta una tienda para vender bisutería  colocaron donde estuvo la imprenta.   

Realizando un trabajo en Alamar sobre las Microbrigadas . Entrevistamos a su Director. Maximo Andion quien nos explico muy bien todo lo relacionado con las microbrigadas y los microbrigadistas.  Y hasta nos enseño cosas que había cambiado pues como estaban hechas dejaban mucho que desear.. Me gusto la idea, la vi muy factible  y cuando llegue a la Revista se lo dije a Antonio Conte, poeta y periodista y lo embulle para inscribirnos , hacer un libro y salir un poco de todo lo asfixiante  que resultaba la revista. Creo que íbamos por el tercero o cuarto director desde que pasamos a Prensa Latina,  sin contar el que nos pusieron y convirtió la revista en una agencia de noticias,  Habanera .

Asi lo hicimos y nos convertimos en contructores . Estos edificio se podían terminar rápido y pensamos que en un año estaba liquidado. Por la parte nuestra, ni Conte, ni yo necesitábamos casa, Asi que el centro salía ganando. Pero cuando empezamos a muy buen ritmo y todo marchaba bien se aparecieron dos dirigentes de la zona para llevarse seis compañeros que necesitaban para una obra “priorizada”,  palabra fatal que hizo que el edificio se demorara tres años.  Las Micros que fueron allí para terminar su obra entre seis meses y un año,   algunas   supero los diez. Y la idea de Fidel que   me pareció muy buena para resolver o aliviar el problema de la vivienda se la convirtieron en un caos. Dirigí y trabaje todo el acero, dirigí y trabaje toda la plomería e incluso le realice cambios para en caso de tupición no tuviesen que romper los pisos. Logre hacer mi libro que  fue el primero, de fotografías, que se publico después de la Revolucion: “Unos Que Otros!

Para que se tenga una idea, de lo entusiasmados que estábamos. Aquí van dos párrafos  de lo que escribí en mi libro.  “Unos que Otros” Ensayo fotográfico Editorial Arte y Literatura, La Habana, 1978.

……. /Teniamos replanteado el baño. La piscina y la caseta/Una vez concluido el trabajo, nos dirigimos a La Rampa, a la heladería Coppelia, a lucir en la ciudad las ropas manchadas de cemento/ Rampa abajo, Con el viento norte frente a nosotros  y la mar rompiendo contra el Malecón, nos sentíamos otra vez en las trincheras, como en una movilización de guerra de los primeros años de la Revolución….

……. Y he participado en las asambleas obreras para entregar las casas, que ha sido como el comienzo de una nueva vida/ Por esto pienso que todo es la misma cosa que se refracta y encuentra un nuevo camino en la Revolucion; por esto pienso que son los mismos hombres-que son los mismos-, aquellos que partieron a la lucha en la Sierra Maestra, o los que fueron a Playa Giron y a la llamada Crisis de Octubre. Y también a las Zafras azucareras; los mismos que una vez y siempre estarán en la  primera línea: los mismos: “Unos que Otros……

 

 

 

 

 

 

decían a los civiles-, sin darles comida hasta el borde delantero de la base FAPLA de Baixo Longa, el 7 de Nov. De l982. .donde estaban  las  FAPLA y los asesores cubanos.

 

 Cerca de allí, les dijeron: ¿Quieren comida?¡ allí están los cubanos y tienen mucha ¡ y los soltaron. Cuando la turba entro en el campamento se formo un caos terrible y ahí aprovecharon ellos para atacar. Llegue finalizando  la matanza. Ellos al  ver los helicópteros , se retiraron y acabo todo..No se la cantidad de muertos, pero no se podía caminar y entre estos encontramos dos cadáveres  de raza blanca  con ropa de civil. Presumiblemente, Surafricano.

Una ultima cosa , quizás para algunos sea importante. Me dice Norberto muy emocionado un mañana  temprano. No era normal que se levantara temprano.” Me acaban de avisar que a  Garcia Marquez, le acaban de otorgar elPremio Nobel de Literatura  y me gustaría felicitarlo ,pero las comunicaciones de aquí son horribles y ni a la Habanapuedo llamar”.  Le dije: “ Norberto no jodas ,si tienes el teléfono llama y felicítalo.  Si no haces la gestión entonces no pasa nada” Tomó el teléfono y llamó a Mexico, le contestaron enseguida y habló como un par de minutos. Yo estaba lejos cuando comunico. Terminó de hablar yme dijo: “Increible, me salió  el “Gabo”al teléfono. lo felicite y me pregunto donde estaba y le dije : “en las tierras de fin del mundo”  y me dijo : “Aunque no lo creas,  eres el primero en felicitarme.” S i fue el primero o no solo Garcia Martquez lo sabe. Yo recibi mi premio. Norberto me dijo: ¡ Te la comiste.    

Tengo que agradecerle al General de Division Raul MenedezTomassevish, la oportunidad que me dio para hacer mis fotos y además reunirme con las mismas personas que estuvimos en el Escambray, veinte años antes. Pues para estas faenas llevó a los mismos hombres que tuvo en el Escambray en 1963,  ahora, en 1982,  tembas de mas de 40 años. Yo 43 años.

 


WEB Luis Gabú - © Fotos Ernesto Fernandezcreado en Bluekea